El grupo Aena gestiona el riesgo fiscal de su actividad con la premisa de prevenir la generación de litigios con las autoridades fiscales.

La compañía analiza las posibles implicaciones fiscales de cualquier operación económica adoptando siempre la alternativa más conservadora y con mayor aceptación de acuerdo a la normativa aplicable, interpretaciones y pronunciamientos doctrinales en aras de evitar posibles litigios fiscales.

La aplicación de esta citada gestión de responsabilidad fiscal supone que la litigiosidad frente a las autoridades fiscales sea mínima, limitándose a supuestos de diferencias en la aplicación de criterios no sancionables.

La compañía no mantiene en la actualidad litigios fiscales pendientes ni denuncias por evasión fiscal.

Las sociedades integrantes del Grupo fiscal AENA tienen abiertos a inspección fiscal el ejercicio 2016 y siguientes; en el caso de la Sociedad Concesionaria del Aeropuerto Internacional de Murcia SME., S.A. el primer ejercicio abierto a inspección fiscal es el 2018, año de su incorporación al grupo.

Las sociedades consolidadas no residentes, presentan sus declaraciones fiscales en base individual o agregada, de acuerdo a la normativa fiscal aplicable en cada país. Los ejercicios abiertos a inspección en relación con los principales impuestos varían para las diferentes sociedades consolidadas de acuerdo con la legislación fiscal de cada país, teniendo en cuenta sus respectivos períodos de prescripción.

En los países donde Aena tiene una presencia significativa, con carácter general los ejercicios abiertos a inspección por las administraciones correspondientes son los siguientes:

  • Los seis últimos ejercicios en Reino Unido.
  • Los dos últimos ejercicios en Brasil.

A cierre del ejercicio 2020 ninguna sociedad del grupo tiene abierto procedimiento de inspección fiscal alguno.

Publicado el 20 septiembre 2021 a las 14:00 h