El aeropuerto de Girona ha suspendido las visitas culturales a sus instalaciones hasta nuevo aviso.