La sostenibilidad del proyecto de ampliación del aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat para poder convertirlo en un hub es un compromiso total de Aena. El gestor aeroportuario dispone de un Plan de Sostenibilidad específico para el Aeropuerto, así como de un ambicioso Plan de Acción Climática, que ha convertido a Aena en la primera empresa española y una de las primeras en el mundo en someter a votación en su Junta de Accionistas estos objetivos de reducción de emisiones. Además, Aena ha diseñado una propuesta inicial de compensaciones medioambientales para abordarla con las administraciones locales, nacionales y europeas.

A todo ello, se añade un estudio de las emisiones que genera la infraestructura en comparación con las del entorno.