Hidrología y drenaje

El aeropuerto de Barcelona-El Prat está asentado sobre el hemidelta occidental del río Llobregat. A nivel hidrológico el Delta se caracteriza por poseer dos acuíferos, uno profundo y otro superficial. El flujo del agua subterránea mantiene su recorrido natural desde el interior hasta la costa aunque se producen algunos sumideros en zonas de drenes aeroportuarios.

La escasa pendiente y los elevados niveles freáticos dificultan el drenaje superficial del aeropuerto favoreciendo la acumulación de agua en superficie. Por esta razón en el campo de vuelo existen una serie de canales que captan el agua de la superficie y la conducen a tres estaciones de bombeo en El Remolar, la Illa y en La Roberta. En caso de grandes lluvias los equipos de bombeo conducen el agua fuera del recinto aeroportuario.

El mantenimiento de la calidad ecológica y química del agua que transcurre por el recinto aeroportuario es una prioridad del aeropuerto de Barcelona-El Prat. Los mecanismos de control y seguimiento son los siguientes:

  • Instalación de separadores de hidrocarburos y compuertas de cierre en los canales del aeropuerto para la contención de vertidos accidentales de hidrocarburos procedentes de plataforma.
  • Control analítico periódico del estado ecológico y químico de las aguas superficiales y subterráneas del recinto aeroportuario y, en especial, de posible concentración de sustancias contaminantes.
  • Red de control piezométrico de las aguas subterráneas.
  • Inspección visual periódica de las aguas de los canales.