Peso y dimensiones

Equipaje de mano

Por lo general, se puede transportar una maleta como equipaje de mano en la cabina del avión. Algunas compañías permiten la posibilidad de añadir un bulto más: un bolso, una mochila, un ordenador portátil… Los pasajeros que lo necesiten pueden llevar también muletas o bastones, cunas para bebés, etc.

La dimensión de las maletas de mano no deben superar por lo general los 115 centímetros de alto y de largo. Y el peso total de todos los bultos no puede sobrepasar los 12 o 18 kilos según el tamaño de la cabina del avión. Las maletas que superen estos límites tendrán que ir como equipaje facturado.

No obstante, tanto estas medidas como el peso de las maletas pueden variar según la compañía. Consulta con tu compañía aérea. Y presta atención si tienes previsto enlazar con un vuelo de otra aerolínea.

Equipaje facturado

El transporte del equipaje facturado incluido en el precio del vuelo tiene distintos límites de franquicia en función de la compañía aérea, del destino y del tipo de billete. Consulta con tu compañía los límites de tu franquicia.

En vuelos con destino a Estados Unidos, Canadá y otros países americanos se utiliza a veces el sistema llamado de "piezas", que consiste en limitar el número de bultos transportados y que éstos tengan un volumen determinado.

Exceso de equipaje

Siempre que las condiciones del viaje lo permitan, las compañías permiten que factures más peso del incluido en la franquicia pagando la cantidad que establezca cada una en concepto de exceso de equipaje.