Devolución del IVA

Requisitos para la devolución del IVA

  • Tener la residencia habitual fuera de la Unión Europea (o en Canarias, Ceuta o Melilla).
  • Las compras realizadas deben ser de carácter personal, es decir, sin finalidad comercial.
  • Es necesario abandonar la Unión Europea dentro de los tres meses siguientes a la compra.

Procedimiento

En España todo el proceso de devolución de IVA a viajeros es digital, a través del sistema DIVA:

  • Al realizar las compras, solicita al vendedor el formulario electrónico tax free (denominado “documento electrónico de reembolso” ).
  • En el momento de abandonar España y siempre antes de facturar el equipaje, debes validar electrónicamente los documentos electrónicos de reembolso de las compras. Para ello, hay que acudir a las pantallas DIVA situadas en las zonas de facturación del aeropuerto.
  • Recuerda llevar siempre:
    1. Pasaporte.
    2. Las facturas de compras y el formulario DIVA.
    3. Los bienes por los que solicita la devolución. Sin mercancías no hay sellado.
    4. Tarjeta de embarque o billete de viaje.

Funcionamiento de las pantallas DIVA

  1. Selecciona el idioma.
  2. Escanea el código de barras del formulario en el lector óptico.
  3. El sistema puede dar dos resultados:
    • El formulario tax free DIVA esta sellado. La tramitación ha finalizado.
    • El formulario tax free DIVA no se puede validar. En este caso, tendrás que acudir a la oficina de Aduana o de la Guardia Civil del aeropuerto.

No se recibe ningún documento físico con el resultado de la validación. Se puede conocer el estado de tramitación a través de la consulta del número CSV (código seguro de verificación) que aparece en el formulario en la dirección: https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/tramitacion/ZZ05.shtml.

Una vez selladas las facturas, hay dos formas de obtener la devolución:

  • Enviar las facturas al establecimiento donde se compraron los bienes, que efectuará el reembolso del IVA.
  • Obtener directamente el reembolso en las oficinas de devolución del IVA situadas en la zona de embarque del aeropuerto, una vez superado el filtro de seguridad, en el caso de que existan. Este reembolso está sujeto a comisión.

Si en tu viaje haces tránsito en otro aeropuerto antes de abandonar la UE, tienes que sellar las facturas en éste último aeropuerto.