Consejos para hacer el equipaje

En casa

  • Mira qué puedes llevar en la cabina y qué necesitas facturar: equipaje de mano y equipaje facturado.
  • Comprueba que no llevas artículos y mercancías que por razones de seguridad no está permitido transportar.
  • Consulta con tu compañía aérea las limitaciones concretas del número de bultos, las medidas y los pesos máximo que aplican para el equipaje de mano y facturado.
  • Lleva siempre tus artículos valiosos (dinero, joyas, artículos electrónicos, etc.), medicamentos, documentos y dinero en tu equipaje de mano.
  • Lleva fotocopias de toda la documentación que puedas necesitar (billetes, pasaporte, visados, tarjeta sanitaria, seguros, carné de conducir) y sepárala de los originales. Si viajas con más personas, intercambia las fotocopias.
  • Incluye algo de ropa limpia en el equipaje de mano para evitar molestias en caso de extravíos o retrasos.
  • Distribuye los artículos de forma uniforme en la maleta, sin sobrecargarla. Evita objetos rígidos, así como los líquidos y productos perecederos. Peso y dimensiones.
  • Si necesitas medicación, lleva contigo las dosis necesarias para la duración de tu viaje y estancia con la receta que acredite su necesidad.
  • Si viajas a países de riesgo, no olvides vacunarte. Consulta los consejos y normas sanitarias del Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad.

Hacia el aeropuerto

  • Confirma el horario y la terminal de salida de tu vuelo: Infovuelos.
  • Reserva una plaza en el aparcamiento más accesible junto al edificio terminal.
  • Sigue el tiempo que te marca tu compañía aérea. Si no hay indicación alguna, preséntate al menos 45 minutos antes de la hora de salida anunciada del vuelo.
  • Ten en cuenta las aglomeraciones de tráfico, las posibles obras en el aeropuerto, las colas en los mostradores de facturación, los trámites de policía y controles de seguridad y el traslado a los puntos de embarque.
  • Dirígete a los mostradores de facturación tan pronto como llegues al edificio terminal.
  • Una vez solucionados los trámites, relájate tomando un café o paseando por las tiendas antes de embarcar.