Alimentos

La Comisión Europea establece medidas de control para todos aquellos productos de origen animal que pretenden ser introducidos en territorio de la Unión Europea como parte del equipaje de los pasajeros procedentes de terceros países. Estas medidas se establecen en el Reglamento CE 206/2009 con el fin de evitar la introducción de enfermedades a través de los mismos y aplican tanto a productos destinados al consumo particular como a pequeños envíos a particulares.

Como norma general se prohíbe la introducción de productos de origen animal, cárnicos, lácteos, etc, salvo las excepciones recogidas en el mencionado Reglamento.

El Reglamento no se aplica a las partidas personales enviadas desde Andorra, Liechtenstein, Noruega, San Marino y Suiza. Tampoco se aplica a las partidas personales de productos pesqueros enviadas desde las Islas Feroe e Islandia.

Para más información sobre los requisitos establecidos en el Reglamento, consulta la web del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Transporte de alimentos en el equipaje de mano

Salvo este reglamento, no hay otras restricciones al transporte de alimentos en el equipaje de mano que no sean las limitaciones de tamaño y peso establecidas por la compañía y las referentes al transporte de líquidos

Dietas especiales y alimentos infantiles

En el equipaje de mano se pueden transportar los alimentos líquidos que deban ser utilizados durante el viaje (vuelo de ida estancia vuelo de regreso) por necesidad de dietas especiales, por ejemplo los celiacos, incluyendo la comida de los niños. Cuando sea requerido, el pasajero deberá mostrar la autenticidad de los alimentos, que deben ser presentados separadamente en los controles de seguridad. Se recomienda que, en la medida de lo posible, el pasajero lleve consigo la justificación de su condición particular.