Gestión medioambiental

El aeropuerto de Málaga-Costa del Sol tiene implantado un Sistema de Gestión Medioambiental que identifica todos los aspectos que tienen un impacto significativo en el medio ambiente.

El aeropuerto de Málaga-Costa del Sol tiene implantado un Sistema de Gestión Medioambiental (SGA) certificado en el año 2003, de acuerdo con la norma internacional UNE-EN-ISO-14001 lo que permite el estudio riguroso, documentado y coordinado de cada uno de los aspectos medioambientales que se derivan de las actividades desarrolladas, identificando aquellos que tienen o pueden tener impacto significativo en el medio ambiente, y velar por el aseguramiento del cumplimiento de los requisitos legales aplicables en materia ambiental y en definitiva el cumplimiento de la política ambiental firmada por la Dirección de Aena.

Además, el SGA permite incluir también el seguimiento ambiental de otras empresas que trabajan en el aeropuerto, mediante el procedimiento de Control de Empresas.

A lo largo de los últimos años, el aeropuerto ha experimentado la mayor transformación de su historia mediante un conjunto de actuaciones articuladas a través del Plan Málaga. Esta iniciativa surgió para dar una respuesta de calidad al aumento en el número de pasajeros, debido primordialmente al fuerte crecimiento del turismo en la Costa del Sol, con el compromiso de hacer del Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol una referencia entre los aeropuertos turísticos del Mediterráneo.

La ampliación llevada a cabo por el Plan Málaga ha supuesto un cambio en la fisionomía del aeropuerto, con actuaciones entre las que destaca el nuevo edificio terminal T3, edificio de aparcamientos, remodelación del sistema eléctrico, mejora en los accesos, nueva terminal de aviación general, zona de actividades aeronáuticas y la construcción de la segunda pista de vuelos, con actuaciones asociadas como el soterramiento del ferrocarril y la nueva central eléctrica sur.

La evaluación de impacto ambiental del conjunto de actuaciones de ampliación del aeropuerto se recoge en las siguientes declaraciones de impacto ambiental:

  • “Resolución de 2 de septiembre de 2003, de la Secretaría General de Medio Ambiente, por la que se formula declaración de impacto ambiental sobre el proyecto de ampliación del aeropuerto de Málaga”.
  • “Resolución de 21 de junio de 2006, de la Secretaría General para la Prevención de la Contaminación y el Cambio Climático, por la que se formula declaración de impacto ambiental sobre el proyecto de Ampliación del campo de vuelos del aeropuerto de Málaga”.

Mediante la Dirección Ambiental por parte de AENA-Plan Málaga, se ha observado el cumplimiento durante la fase de construcción de todas y cada una de las medidas contempladas en ambas DIA para los proyectos y obras correspondientes.

Una vez que cada una de las anteriores actuaciones entra en fase de explotación, la DIA correspondiente establece una serie de medidas de seguimiento y vigilancia ambiental que asume el aeropuerto, pasando a formar parte de su Sistema de Gestión Ambiental. En conjunto las principales medidas establecidas por ambas resoluciones son las siguientes:

  • Seguimiento del nivel piezométrico y de la calidad de las aguas subterráneas mediante una red de piezómetros de control.
  • Control de la calidad del aire, mediante registro de los niveles de inmisión de contaminantes atmosféricos en dos cabinas de medición.
  • Establecimiento de una red de control del ruido en el entorno del aeropuerto.
  • Tratamiento de las aguas de sentina.
  • Decantación en separadores de hidrocarburos de las aguas pluviales procedentes de zonas en las que puedan arrastrar contaminantes.
  • Plan de gestión de los residuos generados en las nuevas infraestructuras.