Historia

Al final de la Primera Guerra Mundial, el francés Pierre George Latécoére consigue autorización de los gobiernos francés y español para establecer una línea aérea que uniera Francia con sus colonias africanas y Sudamérica. El primer tramo de esta línea, Toulouse-Casablanca, se inaugura en 1919 con escalas en los aeropuertos de Barcelona, Alicante y Málaga. Para el segundo tramo, Casablanca-Dakar, se piensa en las islas Canarias como punto de apoyo y enlace con América.

En abril de 1930, una orden real declara aeropuerto nacional las instalaciones terrestres y marítimas que se construyesen en Gando. En 1933, se realiza el primer vuelo con pasajeros y en 1935 esta ruta se convierte en la línea Madrid-Canarias. Las primeras ayudas a la navegación se instalan a finales de 1934. De esta manera se autoriza el funcionamiento de una estación radioeléctrica para servicio del aeropuerto de Gando.

Entre 1944 y 1946 se construye el edificio terminal de pasajeros. Allí se trasladan las oficinas de las compañías aéreas ubicadas en las instalaciones de la Base Aérea de Lanzarote. De esta manera, se consiguen separar las actividades civiles de las militares. Un decreto de julio de 1946 declara al aeropuerto abierto a todo tipo de tráfico nacional e internacional y lo califica como aduanero.

En el año 1948, arrancan las obras de afirmado de los 700 primeros metros de la pista, que, en junio de 1957, se ampliará a 2.000 metros, todos ellos asfaltados. Con esta ampliación, el aeropuerto pasa a ser clasificado de segunda categoría. Ese mismo año se inician obras para mejorar las instalaciones de la torre de control, la central eléctrica y las ayudas visuales de navegación.

Aeropuerto de primera categoría

En 1960 se amplía la pista hasta los 3100 metros. Un año más tarde, se lleva a cabo la instalación de un VOR (Radiofaro Unidireccional) y la construcción de un parque de salvamento y servicios. Con estas mejoras, el aeropuerto pasa a ser considerado de primera categoría. Al año siguiente se construyen la central eléctrica, una calle de rodadura y el cerramiento perimetral del campo de vuelo.

En 1963 se continúa con las siguientes obras: la construcción de nuevas áreas de estacionamiento de aviones, la instalación de un enlace radioeléctrico en Dakar (Senegal), la ampliación del terminal de pasajeros, la instalación de un equipo VASIS (Sistema de Indicación de Senda de aproximación Visual) y la construcción de calles entre la calle de rodadura y los estacionamientos. La construcción de la Torre de Control se inicia a finales de 1966. Hasta esta fecha venía utilizándose la que se encuentra integrada en el edificio terminal de pasajeros de 1946. Al año siguiente se construye el Centro de Emisores.

En 1970 comienza la construcción de un nuevo terminal de pasajeros. Además, se adaptan los márgenes laterales de la pista y de la calle de rodadura para el tráfico de los nuevos reactores que inician operaciones. El nuevo terminal se abre en marzo de 1973 por lo que comienza a acoger tráfico nacional. En 1980 se inaugura una segunda pista que permitirá aumentar considerablemente el tráfico de pasajeros.

Ampliación del terminal

La ampliación del aeropuerto de Gran Canaria es una obra destacada en el Plan Canarias de Infraestructuras Aeroportuarias del Ministerio de Fomento, que prevé destinar más de 900 millones de euros a la mejora de los aeropuertos en las Islas Canarias.

La reforma ha supuesto la ampliación de la zona de facturación y de llegadas, así como nuevas pasarelas de acceso directo a las aeronaves. También se han mejorado los accesos y el aparcamiento del aeropuerto.

El nuevo terminal tiene un diseño funcional y sostenible que garantiza la gestión eficaz de los recursos y la integración con el medio ambiente.

Las obras suponen un incremento significativo en la capacidad del aeropuerto que podrá atender a más de 15 millones de pasajeros al año.