Medio ambiente

El aeropuerto de Fuerteventura certificó en diciembre de 2001 su sistema de gestión medioambiental (SGM), conforme a la Norma Internacional ISO 14001.

Con esta certificación, obtenida en auditoría realizada por AENOR (Asociación Española de Normalización y Certificación), el aeropuerto de Fuerteventura, en línea con la política de calidad medioambiental de Aena, demuestra su respeto al medio ambiente y su compromiso firme para velar por el presente y futuro de la calidad medioambiental.

La certificación del sistema de gestión medioambiental ha requerido la realización de los siguientes trabajos previos:

  • La identificación y evaluación de los aspectos medioambientales que se generan en el aeropuerto.
  • La elaboración de los procedimientos de actuación, seguimiento y control sobre dichos aspectos.
  • El establecimiento de objetivos de carácter medioambiental y la realización de un control de cumplimiento.

Actuaciones para la eliminación de ruidos

La pista de vuelo del aeropuerto está ubicada al este de la isla, paralela a la costa norte-sur. Sin embargo, la prolongación del eje de la pista pasa sobre la capital Puerto del Rosario, distante solamente cuatro kilómetros de su extremo.

Para mejorar la calidad medioambiental se realiza una maniobra de salida estándar por la pista 01 que obliga a las aeronaves a realizar un giro de 30º a la derecha, al alcanzar 500 pies después del despegue. Esta maniobra ha reducido el número de vuelos sobre Puerto de Rosario en un sesenta por ciento y el nivel medio de ruido en un cuarenta por ciento.

El aeropuerto también está realizando la implantación de un sistema de 400Hz., además de realizar una protección acústica en la cabecera 01. También se han desplazado los umbrales en las cabeceras 01 y 19, con el fin de reducir el ruido medioambiental.

Recogida selectiva de residuos

En 1999 el aeropuerto implantó la recogida selectiva de residuos sólidos; para ello colocó diferentes recipientes para vidrios, envases, papel/cartón, plástico, pilas, latas y residuos orgánicos.

Agua

Planta potabilizadora

El agua, en una isla con precipitaciones escasas como Fuerteventura, es un elemento muy preciado. El aeropuerto ha construido una planta potabilizadora de agua de mar, con desalinización por ósmosis inversa y con una capacidad de producción de doscientos metros cúbicos al día, lo que permite cubrir las necesidades del recinto aeroportuario. Así mismo, se ha edificado un depósito de reserva de agua potable con capacidad para dos mil metros cúbicos que garantiza una autonomía en el suministro durante veinte días.

Aguas residuales

El aeropuerto dispone de una depuradora a la que llegan el cien por ciento de las aguas residuales generadas. La depuradora cuenta con una planta de tratamiento, con una capacidad prevista de 275 metros cúbicos por día, que utiliza el sistema de aireación y decantación.

Toda el agua depurada se almacena y aprovecha para su posterior utilización en el riego de las zonas ajardinadas de la urbanización. Gracias a este almacenamiento se han podido ajardinar más de cien mil metros cuadrados de la urbanización del aeropuerto, creando una extensa zona verde en la que se han cultivado muchas especies autóctonas de la flora canaria y majorera.