Mujeres embarazadas

Viajar en avión es seguro para una mujer embarazada sin complicaciones previas. La mayoría de las compañías aéreas no exigen autorizaciones específicas hasta cumplir las 28 semanas de gestación.

A partir de las 28 semanas de gestación, las aerolíneas recomiendan volar con una autorización médica.

Cuando el periodo de gestación supera las 36 semanas, las compañías recomiendan no volar. Si necesitas viajar, debes consultar a tu médico y llevar obligatoriamente una autorización médica.

En la mayoría de los casos, deberás firmar un Descargo de Responsabilidad de la compañía ante cualquier eventualidad que surja de tu estado durante el vuelo.

Consulta con tu compañía aérea para informarte sobre las medidas que aplica en estos casos.