Objeto y funciones

La sociedad tiene por objeto la gestión, explotación, mantenimiento y conservación del Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia en régimen de concesión administrativa, conforme a los términos previstos en el Pliego de Cláusulas Administrativas Particulares, el Pliego de Prescripciones Técnicas que lo acompaña y la oferta que ha resultado adjudicataria.

El desarrollo del objeto arriba descrito conlleva el ejercicio por parte de la sociedad de, entre otras, las siguientes actividades:

  • La explotación y conservación de las infraestructuras aeroportuarias
  • La explotación, por sí o por tercero, de las actividades comerciales que puedan desarrollarse dentro de las instalaciones aeroportuarias, incluyendo sin limitación la realización de inversiones para la explotación efectiva de tales actividades o la subcontratación de estas.
  • La prestación del servicio de tránsito aéreo (ATS), que se llevará a cabo a través del proveedor civil designado de conformidad con lo establecido en la Ley 9/2010 de 14 de abril, sobre la prestación de servicios de tránsito aéreo y establecimiento las obligaciones de los proveedores civiles de dichos servicios y fijación de determinadas condiciones laborales para los controladores civiles de tránsito aéreo.
  • La explotación, por si o por terceros, de la Zona de Actividades Complementarias que, de acuerdo con lo establecido en el Real Decreto 2591/1998, de 4 de diciembre, sobre Ordenación de los Aeropuertos de Interés General y su Zona de Servicio, modificado por el Real Decreto 297/2013, de 26 de abril, y lo previsto en el PCAP, es susceptible de aprovechamiento económico diferenciado del correspondiente a las instalaciones aeroportuarias entendidas en sentido estricto.
  • En general, cualesquiera actividades complementarias a las anteriores o cuya finalidad sea la de promover el buen curso del Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia, contribuir a su viabilidad o preservar su condición de aeropuerto de interés general, reconocida en virtud de la Orden FOM 1252/2003, de 21 de mayo.