Historia

Conoce de forma breve la historia de la sociedad desde su creación en 1991 hasta la actualidad.

Reseña histórica de Aena

La creación de Aena está asociada al proceso de liberalización y acceso al mercado que se llevó a cabo a finales de los años ochenta en el transporte aéreo internacional europeo, con el objetivo de dotar a los aeropuertos españoles de un modelo organizativo que permitiera actuaciones más ágiles y flexibles que las que ofrecía el marco de la función pública en la que se encontraba el gestor aeroportuario.

Aena cobró carta de naturaleza de la mano del artículo 82 de la Ley 4 del año 1990 de Presupuestos Generales del Estado, constituyéndose efectivamente el 19 de junio de 1991.

Desde sus orígenes cuenta con personalidad jurídica propia y plena capacidad pública y privada para su gestión. Esta simbiosis hace que Aena, para sus funciones públicas, se rija por la legislación pública y por el ordenamiento jurídico privado en todo lo relativo a sus relaciones patrimoniales y de contratación.

Las directrices de actuación del nuevo ente se fijaron por el Gobierno a través del entonces Ministerio de Transportes, Turismo y Comunicaciones, hoy Fomento, encomendándole las competencias de gestión de la red de aeropuertos españoles, las instalaciones y redes de ayuda a la navegación aérea y el control de la circulación aérea.

El inicio de la prestación de servicios por parte de Aena se llevó a cabo el 2 de noviembre de 1991 en aquellas funciones correspondientes a la gestión de los aeropuertos españoles, y el 2 de noviembre de 1992 en materia de navegación aérea. Desde entonces Aena ha realizado una amplia y completa modernización de las instalaciones de los aeropuertos españoles y de navegación aérea, situando nuestros aeropuertos a la cabeza de los países de nuestro entorno y liderando los sistemas de gestión en el ámbito del control de la circulación aérea internacional.

De la mano de Aena la red de aeropuertos españoles modificó el marco de la prestación de los servicio de asistencia en tierra, incorporando distintos operadores de servicios en los aeropuertos de mayor densidad de tráfico, lo que ha conllevado una mejora de la calidad a las compañías aéreas y una reducción de los costes de la actividad.

Nuevas infraestructuras

La adecuación de las instalaciones aeroportuarias al Acuerdo Schengen supuso una total remodelación de las infraestructuras existentes, que se complementaron con las grandes obras de infraestructuras dirigidas a atender los eventos de 1992 -los Juegos Olímpicos de Barcelona y la Exposición Universal de Sevilla-, así como al construcción de las nuevas terminales de Málaga y Jerez.

A lo largo de los años noventa, Aena vivió un profundo cambio en sus estructuras de gestión, adecuándose a un nuevo modelo empresarial, al tiempo que se pusieron en marcha nuevos soportes de gestión operacional apoyados en la implantación de nuevas tecnologías para la explotación de los medios aeroportuarios, sistemas de información al público, sistemas de gestión de ingresos aeronáuticos y comerciales, etc.

También es de reseñar la construcción y puesta en servicio de nuevos centros comerciales que pusieron de manifiesto el nuevo enfoque en la cultura de gestión aeroportuaria, acorde a las nuevas tendencias europeas.

Tras las mejoras de 1992, Aena afrontó una profunda remodelación de los aeropuertos de Palma de Mallorca y Madrid-Barajas, a la que siguieron la práctica totalidad de los aeropuertos de la red que se vio incrementada con la apertura de los nuevos aeropuertos de La Gomera y León.

El inicio del nuevo siglo supuso la incorporación a la gestión de Aena de tres aeropuertos en Colombia y doce aeropuertos en México que conformaron la gran plataforma de Aena Internacional.

La finalización en los últimos años de las actuaciones del Plan Barajas, el Plan Barcelona y el Plan Málaga, han supuesto la mejora y ampliación de los tres aeropuertos más importantes del ámbito peninsular y han estado acompañados de la apertura al tráfico aéreo de los nuevos aeropuertos de Logroño, Albacete, Burgos, Huesca-Pirineos, y los helipuertos de Ceuta y Algeciras, configurando la red de aeropuertos más importante en el ámbito internacional.

Aena y Enaire

Por acuerdo del Consejo de Ministros de 25 de febrero de 2011, se creó la sociedad mercantil Aena Aeropuertos, como desarrollo del Real Decreto Ley 13, de 3 de diciembre de 2010, de actuaciones en el ámbito fiscal, laboral y liberalizadoras para fomentar la inversión y creación de empleo, que incluía en su texto legislativo la modernización del sistema aeroportuario mediante la implantación de un nuevo modelo de gestión.

Por Orden Ministerial de 7 de junio de 2011, se acordó el inicio de la actividad de Aena Aeropuertos, S.A., a la que se le atribuye el conjunto de funciones y obligaciones que la entidad pública empresarial Aena ejercía en materia de gestión y explotación de los servicios aeroportuarios.

Siguiendo con su política de internacionalización en el año 2013 Aena llevó a cabo la adquisición del 66% del capital de Aerocali, donde disponía del 33% del capital, tercer aeropuerto colombiano con más de 4 millones de pasajeros; así como la adquisición de la empresa concesionaria del Aeropuerto de Luton, el quinto aeropuerto británico con 9,6 millones de pasajeros, con una participación de Aena del 51% y del fondo de inversiones AXA Private Equity con el 49%.

Mediante el Real Decreto Ley 8, de 4 de julio de 2014 se ha producido el cambio de denominación de la sociedad mercantil Aena Aeropuertos, S.A., que ha pasado a denominarse Aena, S.A.

Al unísono, y mediante la misma norma legislativa, la entidad pública empresarial Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea, Aena, ha pasado a denominarse Enaire.

Enaire continúa con la misma naturaleza y régimen jurídico previsto para la entidad pública empresarial Aena, ejerciendo exclusivamente las competencias en materia de navegación y espacio aéreo, además de la coordinación operativa nacional e internacional de la red nacional de gestión del tráfico aéreo.