Energía

Energías renovables

Las energías renovables, ampliamente usadas desde tiempos antiguos, han pasado a tener una relevancia determinante en el suministro energético mundial. El uso de fuentes renovables e inagotables, que permiten además tener unas emisiones locales de gases de efecto invernadero (GEI) nulas, es un tema de gran importancia en el mix energético del país. Los grados de madurez de tecnologías como la eólica o la solar permiten cada vez más el despliegue de este tipo de instalaciones, existiendo, además, más opciones en continua mejora y desarrollo.

Los aeropuertos tienen un potencial de implantación de energías renovables notable, debido a las condiciones singulares e infraestructuras de las que disponen. Es un reto, por lo tanto, la integración de sistemas de generación de energía desde fuentes renovables, que asuman cada vez más un papel protagonista en el suministro energético. Existen numerosas aplicaciones susceptibles de ser cubiertas con energías renovables en los aeropuertos, de forma que tengan un grado de sostenibilidad cada vez mayor. Aena estudia activamente la implantación, integración y desarrollo de sistemas de generación energética desde fuentes renovables para sus aeropuertos.

A este respecto cabe destacar, hasta la fecha, la presencia de dos aerogeneradores en el aeropuerto de La Palma, pionero en el mundo de la aviación civil internacional en cuanto al uso de la energía eólica como fuente de energía primaria, así como los paneles solares térmicos instalados en la terraza del aeropuerto de Palma de Mallorca, cuya energía suministra el agua caliente sanitaria a este edificio durante el verano, mientras que en invierno se incorpora al anillo de calor que proporciona la calefacción de la terminal.

Otras instalaciones destinadas a reducir el consumo de combustibles en Aena son las plantas de cogeneración existentes en los aeropuertos Adolfo Suárez Madrid-Barajas y Bilbao. Ambas instalaciones funcionan aprovechando el calor de los gases de escape de los motogeneradores de energía eléctrica y el frío de su refrigeración de baja temperatura, para alimentar el sistema de calefacción y el de aire acondicionado. Adicionalmente, los motores tienen acoplados generadores eléctricos que producen la electricidad para el área terminal.

Asimismo hay que destacar la instalación de sistemas de Agua Caliente Sanitaria (ACS) mediante energía solar térmica en diferentes infraestructuras de los aeropuertos de La Gomera, León y Salamanca, así como estudios de energías renovables en los aeropuertos de Gran Canaria, Málaga-Costa del Sol y Seve Ballesteros-Santander.

Eficiencia energética

Aena es consciente de su compromiso con la sociedad en la protección del medio ambiente y de su necesaria contribución a la sostenibilidad. Por ello, tiene como objetivos disminuir el consumo energético en sus instalaciones, mejorar permanentemente la gestión tanto de éstas como de las operaciones y el mantenimiento aeroportuarios, ser eficiente en su uso, mediante la disminución de su nivel de emisiones de gases de efecto invernadero y el fomento de la cultura de la sostenibilidad, todo ello dentro de la legislación vigente en cada comunidad autónoma.

Para cumplir estas metas, Aena realiza sistemáticamente estudios y análisis energéticos en sus instalaciones aeroportuarias.

Aena, estratégicamente, está desarrollando recomendaciones y procedimientos específicos en cada área de actividad, con métodos de conservación de la energía, mejores prácticas energéticas y, derivado de lo anterior, menor coste.

En los aeropuertos de la red de Aena también se están desarrollando instalaciones con sistemas automáticos de alta eficiencia energética y bajo coste, que además incluyen monitorización de las variables asociadas a su comportamiento energético.

Desde los servicios centrales de Aena, se promueven todas estas iniciativas y proyectos, canalizándolas a través de inversiones propias para optimizar sus instalaciones aeroportuarias.

Movilidad sostenible

Los aeropuertos necesitan, hoy en día, de infraestructuras de accesibilidad y movilidad adecuadas para poder potenciar la facilidad de acceso y reducir los tiempos en los desplazamientos con origen o final en los núcleos de población e industriales, y reducir, así, las emisiones de gases de efecto invernadero en las que se incurre debido a los métodos de transporte actuales.

Para ello, Aena desarrolla y trabaja activamente en dos áreas de actuación:

  • Movilidad sostenible
  • Planes de Movilidad

La movilidad sostenible se orienta a aquellos medios de transporte, procesos e infraestructuras que mitiguen las emisiones producidas en el transporte, además de reducir los tiempos de desplazamiento desde y hacia los núcleos de actividad en las ciudades y en sus alrededores, con el objeto de crear aeropuertos más sostenibles y accesibles. De igual forma, se trabaja en los denominados “Planes de Movilidad” en los que se integran las infraestructuras de acceso y transporte de las ciudades y las del propio aeropuerto.