Aena invertirá 20 millones de euros en la renovación total de la pista del Aeropuerto de Asturias

Compartir:

2 de diciembre de 2019

La realización de la obra, que durará catorce meses, supondrá la instalación de tres plantas de aglomerado, dos de ellas dentro del aeropuerto, la regeneración de 62.000 toneladas de pavimento flexible, el movimiento de 100.000 m3 de tierras, la adecuación de más de 2.000 elementos y la renovación de 280 km de cables

La complejidad de los trabajos, que suponen la renovación integral de la pista, mejorará sus prestaciones, siendo necesaria la suspensión de la actividad de la infraestructura durante 14 días, en periodos de 48 horas, repartidos entre 2020 y 2021

La suspensión de operaciones en esos periodos ha sido coordinada con las aerolíneas con más de un año de antelación para minimizar la afección a la operatividad, por lo que se realizará en los días de la semana con menor actividad y en los periodos del año de menos tráfico

Aena realizará una adecuación completa del área de movimiento del Aeropuerto de Asturias para mejorar sus actuales prestaciones. Los trabajos supondrán una inversión de 20 millones de euros y la duración prevista de los mismos es de 14 meses a partir del segundo semestre de 2020. Debido a la complejidad de la obra y al hecho de que se actúa de forma integral sobre la pista será necesaria la suspensión de la actividad del aeropuerto durante un total de 14 días repartidos en periodos de 48 horas.
Este hecho, que ha sido coordinado con las compañías que operan en el aeropuerto con más de un año de antelación, se ha planificado de forma que la afección sea la menor posible, por lo que se producirán en los días de menos actividad de la semana, así como en periodos de menor tránsito. 

Los periodos de suspensión de la actividad están planificados los días 17, 18, 24 y 25 de noviembre de 2020; en abril de 2021 los días 6, 7, 13, 14, 20, 21, 27 y 28 y, por último, las jornadas del 4 y 5 de mayo. La elección de estas fechas se debe a que se conjuga una menor afección operativa y un clima que permite el extendido y enfriado del aglomerado en condiciones óptimas.

Los trabajos principales (los relacionados con la regeneración de pavimentos, la adecuación del drenaje y la mejora del balizamiento) deben llevarse a cabo con la pista fuera de servicio de forma continuada. El resto de trabajos se llevarán a cabo en horario no operativo o con la pista en servicio, siempre que la naturaleza de los mismos así lo permita, ofreciendo con ello el mejor servicio posible durante la ejecución de una obra de esta envergadura.

Una obra de grandes cifras

La renovación de la pista de aterrizaje en el Aeropuerto de Asturias supone una compleja obra que mueve grandes cifras. Con esta inversión se regenerará el pavimento de la pista y de varias calles de rodaje de entrada y salida y se renovará íntegramente el drenaje del campo de vuelo. La pista 11-29, tiene 2.200 m de longitud y 45 m de ancho, y se regenerarán con la obra más de 62.000 toneladas de pavimento flexible.


Para garantizar la finalización de los trabajos en las jornadas previstas, se dispondrá, dentro del aeropuerto, de dos plantas de aglomerado con capacidad de producción de 250 Tn/h, seis fresadoras, seis extendedoras de asfalto y 40 camiones entre bañeras y volquetes. Además, fuera del aeropuerto, habrá otra planta de aglomerado asfáltico en reserva para cubrir posibles contingencias.

Se moverán 100.000 m3 de tierras con el fin de mejorar el estado de la franja de pista y de las calles de rodaje y se adecuarán más de 2.000 elementos entre arquetas eléctricas y de balizamiento, letreros, etc. de modo que, en caso de salida de pista, la aeronave sufra los menos daños posibles. Se contará, en todos los casos, con la maquinaria y equipos de reserva oportunos para asegurar que se, cumplen los plazos establecidos, con objeto de no prolongar la afección a la operatividad de la pista.

Además, se llevarán a cabo mejoras en el sistema de balizamiento mediante la renovación del cableado, 200 km de cable primario de balizamiento y 80 km de cable secundario, y la sustitución de balizas y letreros actuales por otros nuevos con tecnologías LED, en luces aeronáuticas de superficie, lo que supondrá una mejora en las condiciones de operatividad del Aeropuerto de Asturias ya que, frente a las actuales luces halógenas, presentan mayor eficiencia energética, reducen la huella ambiental lumínica (menor impacto ambiental) y son más estables.



 

Archivos descargables