Centro de carga aérea

Oficinas, locales y aparcamientos al servicio de la carga aérea en el aeropuerto de Valencia.

Creado en 2004, el Centro de carga aérea de Valencia (CCAV) nació con el objetivo de contribuir al desarrollo de la actividad industrial y logística de la región.

Aviones de carga en la plataforma del aeropuerto de Valencia

El Centro de carga aérea de Valencia conforma una plataforma logística intermodal, diseñada de acuerdo a la demanda de los más importantes operadores logísticos. Dispone de una superficie de 3,1 hectáreas en primera línea, con naves para actividades de handling y autohandling de carga, y un área de segunda línea, de 2,8 hectáreas, con naves para transitarios y operadores logísticos. Además, el Centro dispone de Puesto de Inspección Fronteriza (PIF) y de un edificio de servicios generales de tres plantas.

El edificio de servicios generales

Situado junto a las instalaciones de primera línea, el edificio de servicios generales es una construcción de tres plantas, con un cuidado diseño y una superficie total de 2.366 metros cuadrados. Consta de oficinas donde ya están instaladas, en régimen de alquiler, empresas transitarias y operadores logísticos que conforman la comunidad de carga aérea de Valencia. Dispone además de un Centro de Servicios de la Administración Pública para todos los trámites del despacho de mercancías, de sistemas de seguridad y de un Centro de negocios, totalmente equipado, para reuniones, seminarios y otro tipo de eventos.

¿Por qué operar en el centro de carga aérea de Valencia?

  • Se halla en una situación estratégica en el centro del Arco Mediterráneo occidental, próximo al Puerto de Valencia.
  • Dispone de excelentes accesos con múltiples posibilidades de conexión.
  • Cuenta con naves y equipamientos al servicio de las necesidades específicas de cada compañía y dotadas con los últimos avances tecnológicos.
  • Está operativo 24 horas al día, 7 días a la semana.
  • Dispone de servicios de aduanas de lunes a viernes, de 8.30 a 14.30 h.
  • Está provisto con instalaciones PIF aprobadas por la UE para la práctica totalidad de productos y animales.
  • Dotado con un edificio de servicios generales, con sistemas de seguridad activa 24 horas al día.
  • Integra al modo aéreo con los otros modos de transporte a través de la amplia red de conexiones del aeropuerto de Valencia.
  • Facilita la reducción de los plazos de entrega y de los costes de la cadena logística, mediante la proximidad de todos los agentes de participantes en la misma.