Historia

El aeropuerto de Valencia comenzó a gestarse con la ley de aeropuertos de 1927, que consideraba de carácter urgente la construcción de un aeródromo en esta zona. Por ello, se habilitó su puerto marítimo para la hidroaviación.

En un primer momento se pensó ubicar el aeropuerto en la lengua de tierra que separa La Albufera del mar y así poder utilizar las instalaciones tanto para aviones terrestres como para hidroaviones. Sin embargo, la existencia de diferentes obstáculos obligaron a pensar en otra opción y, finalmente, se decidió construir el aeropuerto en la localidad de Manises.

La apertura oficial del aeródromo se produce en marzo de 1933 y se declara aduanero en septiembre de 1934. El primer vuelo regular se realiza el 1 de septiembre de 1934 con la inauguración de la línea Madrid-Valencia.

La primera pista afirmada –la 12/30– empieza a construirse en el verano de 1946, utilizándose red metálica cubierta con una capa de tierra caliza sobre base de piedra apisonada. Entre 1948 y 1949 se llevan a cabo las obras de construcción y afirmado de las pistas 12/30 y 04/22 y de una pequeña plataforma de estacionamiento.

En 1953, se construye una calle que enlaza la cabecera 30 con el estacionamiento de aeronaves y, al año siguiente, una de rodaje paralela a la 12/30 para el servicio de aviación militar.

En febrero de 1958, se aprueba la ampliación de la pista 12/30 y la rodadura en su extremo noroeste con sus correspondientes zonas de parada y la instalación del sistema de luces de aproximación.

En 1983, se inaugura el nuevo terminal de pasajeros que sustituye al construido a mediados de los sesenta. La mayor innovación del nuevo edificio es la utilización de la energía solar mediante paneles solares.

En marzo de 2007 entró en funcionamiento la primera ampliación del aeropuerto que incluyó un nuevo edificio terminal para aviación regional, conectado con el terminal principal por su lado oeste, la construcción de un edificio terminal de aviación privada y de un edificio de aparcamiento de vehículos así como la ampliación de la pista de vuelo y de las rodaduras y plataformas de estacionamiento.

En julio de 2012 se inauguró la segunda ampliación del aeropuerto, consistente en la construcción de otro edificio terminal conectado al principal por su lado este con veinte mostradores más de facturación y una nueva sala de recogida de equipajes y la construcción de un nuevo edificio de aparcamiento de vehículos, entre otras obras.

Si desea más información, puede adquirir la obra de Julián Oller y Luis Utrilla, Historia del Aeropuerto de Valencia.