Agua

El aeropuerto tiene como objetivo la reducción de consumo de agua potable, sin reducir los niveles de calidad en la prestación de servicios a sus clientes.

Debido a la problemática que la escasez de este recurso está planteando en Mallorca, desde hace tiempo el aeropuerto tiene como objetivo la reducción de consumo de agua potable, sin reducir los niveles de calidad en la prestación de servicios a sus clientes. Para ello se han emprendido varias actuaciones:

Utilización de agua regenerada para el riego de zonas verdes. La empresa municipal que gestiona las aguas residuales de Palma de Mallorca realiza el tratamiento terciario de las mismas y posteriormente la pone a disposición de aquellas empresas y entidades que lo deseen para realizar el riego de zonas verdes. El aeropuerto está conectado al anillo perimetral de distribución de este tipo de agua para realizar el riego de la mayor parte de sus zonas ajardinadas incluidas las barreras vegetales, lo que supone un ahorro muy importante de agua potable.

Reutilización del agua usada en las pruebas del servicio de extinción de incendios. El aeropuerto ha construido una plataforma para la recogida del agua lanzada en las pruebas de los motores-bomba de los vehículos contraincendio, que se realizan dos veces al día. El agua se conduce a un depósito y mediante una bomba se carga de nuevo en los vehículos.

Optimización del consumo de agua sanitaria. La mayor parte de los grifos que dan servicio a los lavabos de las terminales son del tipo de pulsador con recuperación automática, con lo que se evitan los olvidos a la hora de cerrar los grifos. Además existen pictogramas en los aseos para fomentar el ahorro de agua por parte de los usuarios.

Los urinarios tienen un sistema de descarga de agua por célula de detección de presencia ajustable, de forma que el caudal de descarga es el mínimo que asegura la optimización del consumo de agua a la vez que el mantenimiento de las condiciones higiénico-sanitarias exigibles.

Instalación de contadores de agua en toda la red de distribución de agua potable. Se han instalado contadores de agua en la práctica totalidad de la red, con lo que se consigue un doble objetivo: detección rápida de las posibles fugas y mayor conciencia del gasto del recurso por parte de los clientes internos del aeropuerto.

Instalación de  separadores de hidrocarburos y grasas. Se han instalado en las redes de aguas pluviales del aeropuerto que dan servicio a las plataformas de aeronaves, con el fin de minimizar el riesgo de contaminación del acuífero existente en el subsuelo. Además, se realizan análisis periódicos de las aguas del mismo.