Medio ambiente

El aeropuerto de Murcia-San Javier, conocedor de que las actividades y procesos que desarrolla pueden producir un impacto nocivo en el entorno natural, e incorporándose a esa inquietud por preservar la naturaleza, ha implantado un Sistema de Gestión Ambiental (SGA). Con este mecanismo de regulación se establecen procedimientos de control operacional en el funcionamiento del día a día del aeropuerto, consiguiéndose la mejora en las actividades susceptibles de causar impactos negativos en el medio, ya que se desarrollan en condiciones que los eliminan o minimizan. Este sistema, de alguna manera, contribuye a generar valor añadido, pues permite colaborar en la protección del entorno.

La necesidad de avanzar hacia un modelo de desarrollo sostenible supone un importante reto para el aeropuerto, para lo cual se incorpora la variable ambiental en la gestión aeroportuaria, modificando los hábitos de consumo de recursos naturales de una manera más racional y menos exigente con el entorno, intentando reducir la producción de residuos peligrosos y asimilables a urbanos y gestionándolos de un modo más eficaz, disminuyendo las emisiones a la atmósfera y controlando rigurosamente los parámetros de vertido de las aguas residuales y pluviales generadas.

El SGA del aeropuerto ha sido certificado por la Asociación Española para la Normalización (AENOR) en el año 2002, conforme a la norma UNE-EN ISO 14001.

El SGA reúne y controla todas las actividades que pueden tener efecto directo o indirecto sobre el entorno y promueve una serie de objetivos de mejora ambiental, con el fin de conseguir una mejora de carácter continuo. Desde el inicio de las tareas de implantación del SGA, el aeropuerto ha llevado a cabo una serie de actuaciones con el objeto de adecuar sus instalaciones a los requisitos legales y reglamentarios aplicables en materia ambiental.