Historia

Los conflictos bélicos con Marruecos obligan al gobierno español a establecer, en octubre de 1913, aeródromos permanentes en Sania Ramel, Arcila y Zeluán. En 1921 las tropas marroquíes se hacen con los territorios cercanos a Melilla, entre ellos el aeródromo de Zeluán, por lo que la aviación militar debe buscar un nuevo aeródromo. El lugar elegido se ubica en la zona de las Cabrerizas Altas, al norte de la ciudad de Melilla; el aeródromo es un angosto campo rectangular de tan sólo trescientos metros en su lado mayor.

Recuperados por el ejército español los terrenos ocupados, el aeródromo se traslada desde la Hípica a un llano de ocho kilómetros cuadrados al sur de Nador, junto a la aldea de Tauima. Las instalaciones se limitan a unos pocos hangares y talleres de campaña desmontables, rodeados de un muro de protección. Al mismo tiempo, se instala en la bahía de la Mar Chica la base de hidros de El Atalayón. Estas dos instalaciones aeronáuticas desempeñarán un papel importantísimo en el desembarco de Alhucemas, en septiembre de 1925.

Una vez terminado el conflicto bélico, se procede a la mejora de las instalaciones del aeródromo, sustituyéndose a mediados de la década de los 30 la torre de control de madera por otra construida de mampostería. El aeródromo de Tauima es oficialmente abierto al tráfico civil por un decreto del sultán Dari, de 27 de julio de 1931.

Al inicio de la guerra civil, las tropas sublevadas ocupan el aeródromo el 17 de julio. Se inauguran varias líneas, tanto desde el aeródromo de Tauima como desde la base de hidros de El Atalayón: Roma-Palma de Mallorca-Melilla-Cádiz, Melilla-Sevilla, Melilla-Tetuán y Melilla-Málaga-Sevilla-Lisboa, servidas todas ellas por la compañía italiana Ala Littoria. La entrada de Italia en la Segunda Guerra Mundial trae la supresión de las líneas de Ala Littoria, que es reemplazada por TAE y ésta, a su vez, en diciembre de 1940, por Iberia. La línea que se mantendrá será Sevilla-Málaga-Melilla.

A mediados de la década de los 40 se construye la pista 08-26, que tiene una longitud de 1.400 metros y ocupa la totalidad del espacio disponible. En julio de 1946, el aeropuerto de Tauima se declara aduanero y queda abierto al tráfico nacional e internacional. En 1955 se adjudica la construcción de la torre de control y centro de emisores, pero la proclamación de la independencia del reino de Marruecos en 1956 obliga al gobierno español a retirar poco a poco las fuerzas aéreas de los territorios liberados. En 1958 el aeropuerto de Tauima todavía se incluye en el plan de inversiones de los aeropuertos españoles.

Al crearse la frontera entre Melilla y Marruecos, el aeropuerto tiene que adaptarse a esta nueva condición. El acceso desde Melilla hasta Tauima debe realizarse mediante un autobús «precintado». Esta situación se mantiene hasta 1967, cuando la construcción de un aeropuerto en la ciudad de Melilla se incluye en el II Plan de Desarrollo Económico-Social. Los terrenos elegidos, prácticamente los únicos disponibles, son unas parcelas al suroeste de la ciudad, próximas a la antigua carretera de Yasinem. Las obras se adjudican en octubre de 1967; la instalación radioeléctrica se lleva a cabo en diciembre de 1968.

Apertura al tráfico civil

En julio de 1969 se declara abierto al tráfico civil, nacional completo e internacional de pasajeros. Con la puesta en servicio del aeropuerto, la compañía Spantax inicia los vuelos comerciales desde Málaga, con una frecuencia de tres vuelos diarios. En 1974 se realiza la ampliación de la pista de vuelos y el aeropuerto recibe sus primeros vuelos no regulares. En 1977 se moderniza el terminal de mercancías y en octubre del año siguiente se amplía el servicio de aduanas del aeropuerto, con lo que queda abierto al tráfico internacional de mercancías.

En agosto de 1981 se pone en servicio la ampliación del edificio terminal, que duplica su capacidad anterior. La compañía Spantax es sustituida por Aviaco. En 1982 la pista se vuelve a ampliar, y en 1984 se hace lo mismo con la plataforma de aeronaves.

En 1992, la compañía Binter Mediterránea sustituye a Aviaco en la línea con Málaga. En abril de 1993 se termina una nueva ampliación del edificio terminal de pasajeros, al tiempo que se inicia la ampliación de la pista de vuelo. En marzo de 1995 se inauguran las nuevas instalaciones, y en el año 2002, se inauguró la nueva torre de control.

En febrero de 2005 se puso en servicio la ampliación del campo de vuelos, que hizo necesario, además, el soterramiento de la carretera de acceso al aeropuerto, para lo que se construyó un túnel de 240 metros de longitud.

Actualmente, el aeropuerto está inmerso en una profunda renovación de sus instalaciones con la ampliación del aparcamiento público y el edificio terminal de pasajeros, la renovación de la terminal de carga y la construcción de un nuevo bloque técnico y una nueva central eléctrica.

Si desea más información, puede adquirir la obra de Luis Utrilla, Historia de los aeropuertos de Melilla.