Presentación

El aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas es uno de los principales puntos de entrada de turistas en España. Su corta distancia con el núcleo urbano, le convierte en una pieza fundamental de nuestro sistema turístico, lo que supone para el viajero comodidad y ahorro de tiempo y dinero en los desplazamientos. Madrid - Barajas tiene un peso muy importante en la economía madrileña y española, ya que estimula todo el tejido económico regional, facilitando el crecimiento de las empresas y el aumento del turismo.

La señalética aeroportuaria nos recuerda quién fue el presidente Adolfo Suárez, que da nombre al aeropuerto madrileño.

Tras la ampliación, se consolida como un aeropuerto hub donde las compañías aéreas pueden aumentar su conectividad entre los mercados hispanoamericano, nacional y europeo. Un verdadero puente entre Europa e Iberoamérica. Adolfo Suárez Madrid-Barajas es ahora un símbolo de modernidad y progreso y ha afianzado su posición de liderazgo entre los principales aeropuertos del mundo.

Sus innovadoras y atractivas instalaciones, dotadas de los últimos avances tecnológicos para ofrecer a los pasajeros mayor movilidad, rapidez y eficacia, junto con los modernos sistemas de tratamiento de equipajes, las zonas comerciales y la ampliación del campo de vuelos hacen de Madrid una de las capitales aeroportuarias mundiales del siglo XXI.

Durante el año 2015, cerca de 47 millones de pasajeros pasaron por sus instalaciones, unos 128.000 al día.

EVOLUCIÓN DEL TRÁFICO DE PASAJEROS
Año Pasajeros Año Pasajeros
1996 21.865.051 2006 45.799.983
1997 23.634.113 2007 52.110.787
1998 25.506.395 2008 50.846.494
1999 27.545.020 2009 48.437.147
2000 32.829.182 2010 49.866.113
2001 34.002.411 2011 49.671.270
2002 33.915.302 2012 45.190.528
2003 35.855.861 2013 39.735.618
2004 38.718.614 2014 41.833.686
2005 42.146.784 2015 46.828.838