Medidas correctoras

Entre las medidas adoptadas para contribuir a la reducción de emisiones atmosféricas, se encuentra la instalación de equipos de suministro eléctrico para los aviones que permiten mantener operativos los sistemas de a bordo sin recurrir a las unidades de potencia auxiliar.

Se realizan periódicamente inspecciones de mantenimiento y seguridad a las instalaciones térmicas (calderas) del aeropuerto para garantizar que su nivel de emisiones es conforme con la legislación vigente.

Asimismo, los vehículos de Aena pasan las inspecciones técnicas reglamentarias (ITV) exigidas en la normativa en vigor. Con el fin de reducir las emisiones de vehículos en plataforma, el aeropuerto está realizando una serie de medidas como la sustitución por otros motores más limpios (gas natural, eléctricos, diesel Euro IV, etc) y la realización de cursos de conducción eficiente.