Calidad del aire

La red de vigilancia de calidad del aire (REDAIR) examina de forma continua y automática los niveles contaminantes procedentes de las emisiones atmosféricas. Este seguimiento diario permite el control de los umbrales de contaminación permitidos.

La red cuenta con tres estaciones automáticas fijas y una móvil, que evalúan en tiempo real las concentraciones en el aire de dióxido de azufre (SO2), dióxido de nitrógeno (NO2), monóxido de carbono (CO), ozono (O3), partículas en suspensión (PM10) e hidrocarburos totales (HCT), ya sean metánicos y no metánicos. También miden la velocidad y la dirección del viento.

Dos de las estaciones fijas están ubicadas entre las pistas 36L y 36R, entre las cabeceras 14R y 14L y la última entre las carreteras M-11 y M-14 (lado tierra)