Gestión medioambiental

El aeropuerto de Lanzarote tiene implantado un Sistema de Gestión Medioambiental que identifica todos los aspectos que tienen un impacto significativo en el medio ambiente.

El aeropuerto de Lanzarote mantiene un compromiso constante con la mejora del medio ambiente y la calidad de vida de los habitantes de Lanzarote. Para cumplir este compromiso, ha desarrollado un Sistema de Gestión Medioambiental (SGM), certificado en diciembre del 2001 por la Norma Internacional ISO 14001.El sistema tiene actualmente un elevado grado de madurez y demuestra el compromiso adquirido por el aeropuerto de Lanzarote con el medio ambiente.

El Sistema de Gestión Medioambiental ha permitido identificar y evaluar los aspectos medioambientales generados por la actividad aeroportuaria, elaborar unos procedimientos de actuación, seguimiento y control de estos aspectos, y fijar unos objetivos medioambientales, realizando al mismo tiempo un control para velar por su cumplimiento.

Con la certificación por la Norma Internacional ISO 14001, el aeropuerto ha demostrado su respeto al medio ambiente y su compromiso firme para velar por el presente y futuro de la calidad medioambiental y el desarrollo sostenible de la isla de Lanzarote, declarada Reserva Mundial de la Biosfera en 1993.

La implantación del Sistema de Gestión Medioambiental se ha traducido en mejoras medioambientales para la isla y los habitantes de Lanzarote, gracias a los objetivos alcanzados, que pueden resumirse en:

  • Disminución del consumo de energía eléctrica
  • Tratamiento y reutilización de las aguas residuales
  • Gestión de los residuos generados

Además, el Sistema de Gestión Medioambiental incluye un procedimiento de control de empresas que evalúa su comportamiento medioambiental. Mediante su aplicación, el aeropuerto de Lanzarote colabora en el «buen hacer» medioambiental de las empresas que operan en el recinto aeroportuario y, a su vez, controla los aspectos medioambientales ajenos que puedan afectarle.

Disminución del consumo de energía eléctrica y disminución de la huella de carbono

Teniendo en cuenta que la generación de energía eléctrica se realiza a partir de la combustión de derivados del petróleo, la disminución de consumo por parte del aeropuerto de Lanzarote contribuye a la conservación de los recursos naturales y a la disminución de la contaminación atmosférica.

La reducción del consumo eléctrico se ha conseguido mediante acciones de optimización y minimización orientadas a aumentar la eficiencia. Las actuaciones más destacadas han sido apagar la iluminación en las áreas no utilizadas de los edificios durante períodos prolongados del día. Para ello, se han sectorizado las diferentes áreas según su utilización, instalando contadores parciales e iluminando o no en función de las necesidades detectadas y estableciendo grupos de trabajo para optimizar la iluminación de edificio en tiempo real, etc.

En este sentido, el aeropuerto de Lanzarote ha implantado un sistema de gestión energética conforme a la norma UNE – EN 5001:2011. El sistema obtuvo la certificación en junio de 2011 tras la auditoría realizada por AENOR y ha sido renovada en 2012.

En 2010, coincidiendo con la celebración del Día Internacional del Medioambiente, el aeropuerto fue designado como aeropuerto piloto de la red de Aena Aeropuertos para el desarrollo del proyecto Aeropuerto Verde, un sistema encaminado a la mejora de la eficiencia energética y a la reducción de energía y de emisiones de CO2. Siguiendo esta línea, el aeropuerto ha realizado la primera fase de la Airport Carbon Acreditation, consistente en el inventariado de los focos de emisiones de gases de efecto invernadero. El inventario fue certificado por AENOR en noviembre de 2011 según la norma UNE-ISO 14064-1 y el esquema Airport Carbon Accreditation. La certificación, renovada en 2013, demuestra el especial cuidado que se tiene a la hora de cuantificar, controlar y reducir el consumo de recursos energéticos que producen este tipo de emisiones a la atmósfera.

Aguas residuales

Las aguas residuales del aeropuerto de Lanzarote se generan por el uso sanitario. Estas aguas son canalizadas en una red individualizada para aguas fecales y remitidas por estaciones de bombeo a una planta depuradora propia del aeropuerto (EDAR), donde son tratadas.

La depuradora puede atender las necesidades de una población equivalente a 2600 habitantes y tiene capacidad para tratar los productos químicos producidos en los aseos de las aeronaves.

Mediante el proceso de depuración se obtiene:

  • Agua depurada que, sometida a control analítico periódico exigido y controlada y autorizada por el Organismo Autonómico competente, se reutiliza en los inodoros de los lavabos del aeropuerto y para riego de zonas verdes. Esta reutilización reduce el consumo de un recurso natural.
  • Lodos de depuración que, una vez sometidos a los análisis que ordena la legislación vigente, son asimilables a residuos sólidos urbanos.

Gestión de residuos

En cumplimiento de la Ley de Residuos, el aeropuerto de Lanzarote ha colocado en sus edificios contenedores diferenciados para la recogida selectiva de residuos (vidrio, papel y cartón, plástico, residuos orgánicos y pilas.)

Los residuos orgánicos, inorgánicos y peligrosos (baterías, aceite mineral usado, fluorescentes, neumáticos, etc.) se almacenan separadamente en una zona denominada Punto Limpio, que está acondicionada de acuerdo con la legislación vigente.

Una vez almacenados, los residuos se entregan a gestores autorizados. De esta forma, se garantiza el reciclado, tratamiento, reutilización o depósito en vertedero legal y controlado de sus residuos.