Calidad del aire

El aeropuerto realiza el control de calidad del aire en cuatro estaciones para la medición y registro de contaminantes atmosféricos.

El Departamento de Medio Ambiente del aeropuerto realiza un seguimiento de los niveles de contaminantes atmosféricos en inmisión. Para ello, dispone de 4 estaciones de medición de la contaminación atmosférica y control de la calidad del aire. En estas estaciones se miden de forma automática las concentraciones de los siguientes contaminantes: monóxido de carbono, dióxido de azufre, monóxido y dióxido de nitrógeno, ozono y compuestos orgánicos volátiles. De forma manual, también se llevan a cabo campañas de medición de partículas (PM10, plomo y PM2.5) y de benceno. Además, cada estación está dotada de una estación de meteorología. Las estaciones están ubicadas en el aeropuerto y en puntos estratégicos de su entorno (localidades de Gavà, El Prat y Viladecans). Las ubicadas en el exterior del aeropuerto están adscritas a la Red de Vigilancia de Control Ambiental de la Generalitat de Cataluña desde donde pueden consultarse las medidas.

Por lo que respecta a la emisión, el aeropuerto controla las emisiones producidas en los focos de equipos e instalaciones: Calderas de gas natural para calefacción; grupos electrógenos de emergencia de centrales eléctricas: CELT, CELA, CENAT; vehículos; gases refrigerantes (potenciales) de equipos de frío y sistemas de protección contra-incendios.

El aeropuerto fomenta el uso responsable de las instalaciones y equipos con emisión de contaminantes a la atmósfera y ejecuta los programas de reducción de emisiones aplicables al aeropuerto en la reglamentación ambiental vigente (como el Programa de actuaciones para la reducción de las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) y partículas (PM10), derivadas de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) para la ampliación del aeropuerto y de los Decretos 226/2006 y 152/2007 de la Generalitat de Catalunya, dirigidos a mejorar la calidad del aire ambiente en los municipios del Baix Llobregat).

Entre las medidas más destacadas se pueden citar:

  • La optimización del empleo de las unidades auxiliares de suministro de energía a las aeronaves (APU’s).
  • La progresiva sustitución de vehículos propulsados por combustibles fósiles por equipos eléctricos.
  • La optimización de la operativa de los movimientos de aeronaves en tierra.