Gestión medioambiental

El aeropuerto de Alicante-Elche tiene implantado un Sistema de Gestión Medioambiental que identifica todos los aspectos que tienen un impacto significativo en el medio ambiente.

El necesario crecimiento de la infraestructura aeroportuaria para ofrecer servicios de calidad debe afrontarse con criterios de sostenibilidad, considerando los factores ambientales junto a los sociales y económicos.

Las obras de ampliación del aeropuerto contaron con una Declaración de Impacto Ambiental para garantizar la sostenibilidad del proyecto. En ella se establecieron medidas preventivas, correctivas y compensatorias para la protección de los suelos, del sistema hidrológico y de la calidad de las aguas, de la vegetación y la fauna, de protección atmosférica y acústica, y del patrimonio cultural.

En fase de explotación, el aopuerto de Alicante-Elche mantiene un sistema de gestión ambiental (SGA) basado en la norma ISO 14001 y certificado por AENOR desde septiembre de 2004. Éste permite el control sistemático, riguroso y documentado de los aspectos ambientales generados por la actividad aeroportuaria, con el fin de prevenir, o al menos minimizar, los impactos ambientales asociados.

En sintonía con el compromiso de prevención de la contaminación y de mejora continua establecidos en la Política ambiental de Aena, el SGA establece medidas de protección ambiental que van más allá de las exigidas en la legislación vigente, y relativas a la gestión de residuos, el almacenamiento de sustancias peligrosas, el consumo de recursos naturales, y el control de las emisiones a la atmósfera y los vertidos. Además, desarrolla actuaciones para proteger la flora y la fauna presentes en el aeropuerto, y realiza un control ambiental a todas aquellas empresas que trabajan dentro del recinto aeroportuario.