Energía

El aeropuerto realiza un control y seguimiento del consumo energético de sus instalaciones y ha puesto en marcha medidas dirigidas a optimizar los recursos.

Desde la entrada en servicio de las nuevas instalaciones, cabe reseñar la implantación de un ambicioso plan de gestión energética, que incluye medidas en diversos ámbitos:

  • Climatización: el procedimiento de ventilación natural es la principal medida de ahorro implantada. Se realiza mediante la apertura de las puertas de acceso a la terminal y de los exutorios de los lucernarios, con parada del sistema de climatización, incorporando al proceso datos meteorológicos, sondas de lluvia y un anemómetro para el inicio/ fin automático de estas maniobras.

    Por otra parte, se realiza la regulación de la climatización según rangos de temperatura en las diferentes zonas del edificio terminal, y adaptando el horario de las climatizadoras de zonas públicas al horario en que hay operaciones.

  • Iluminación: se ha realizado la automatización de la iluminación en función a la operación real del aeropuerto, así como la separación de circuitos y el uso de luxómetros para ajustar el consumo a las necesidades particulares de iluminación de cada zona.
  • Sistema automatizado de tratamiento de equipajes (SATE): se ha definido el trazado y selección de líneas activas, ajustando la infraestructura funcionante a la demanda y manteniendo adecuados niveles de seguridad y redundancia.