Control de fauna

El aeropuerto de Alicante-Elche dispone de un servicio de control de fauna basado en las técnicas de cetrería.

Se ha demostrado que la cetrería es el método más eficaz para evitar posibles incidentes con aves en los aeropuertos o sus proximidades, pues las aves no se acostumbran a la presencia de sus depredadores naturales. Este método es también más respetuoso con el medio ambiente, pues su finalidad no es en ningún caso la captura de ejemplares.

Desde el año 2002, el aeropuerto cuenta con cetreros que de orto a ocaso recorren las pistas con sus halcones, evitando la presencia de aves aisladas o en grupo que puedan resultar un riesgo para la operación de las aeronaves.

En cuanto a la protección frente a otros grupos de animales, todo el perímetro aeroportuario está cerrado, para evitar la presencia fortuita de animales domésticos o ganado.

Ecosistema

El aeropuerto está ubicado en el término municipal de Elche, donde se encuentra gran número de huertos, grupos y especímenes aislados de palmeras datileras, phoenix dactylifera, especie objeto de protección por parte del Patronato del Palmeral de Elche.

Si bien el aeropuerto no está sometido a restricción legal alguna sobre esta especie, sí está fírmemente comprometido en su preservación, de forma que cualquiera de estos especímenes que se ven afectados por obras u otras actuaciones es transplantado a otro punto de las instalaciones.