Tecnología e innovación

Sistema de Comunicaciones de Voz 

El control de las comunicaciones de voz Tierra-Aire y Tierra-Tierra.


Descripción del SCV

Los Sistemas de Comunicaciones de Voz (SCV) para control de tráfico aéreo se ubican en los centros de control, tanto de ruta como de aproximación, y en las torres de control de los aeropuertos, y dan soporte a:

  • comunicaciones de voz Tierra-Aire (T/A), entre controladores de tráfico aéreo y pilotos de aeronaves;
  • comunicaciones de voz Tierra-Tierra (T/T), entre controladores de tráfico aéreo para coordinación, y entre éstos y personal de apoyo, gestión y administración;
  • apoyo a la explotación y administración del sistema.

Los tipos de usuario que utilizan estos sistemas son los siguientes:

  1. En Torre de Control:
    • Supervisor de Torre
    • Controladores de Torre (o locales)
    • Controladores de Rodadura
    • Controladores de Plataforma
    • Controladores de Autorizaciones
    • Operadores de Planes de Vuelo
    • Coordinadores
    • Personal de Apoyo y Mantenimiento
  2. En Centro de Control:
    • Supervisor de Sala de Operaciones
    • Supervisores de Área
    • Controladores Ejecutivos (Radar)
    • Controladores Planificadores
    • Gestores de Flujo (FMP - Flow Management Position)
    • Gestores de Planes de Vuelo (PDV - Posición de Datos de Vuelo)
    • Supervisores de Sala de Equipos.
  3. En Simulación:
    • Supervisor de Simulación
    • Instructores
    • Controladores en Sesión de Simulación
    • Seudopilotos
    • Supervisores de Sala de Equipos.

Básicamente, un SCV está constituido por un conjunto de medios que permiten a los controladores aéreos y personal de apoyo iniciar, recibir, atender y mantener comunicaciones por radio o telefónicas, tanto reales como de adiestramiento; e incluye, adicionalmente, medios que permiten realizar labores de apoyo a la explotación del sistema (administración, configuración, sectorización, supervisión y elaboración de históricos y estadísticas de uso y mantenimiento).

Evolución /Proyecto COMETA)

El SCV se encuentra actualmente en un proceso de cambio de tecnologí­a y estandarización internacional. La arquitectura de la futura generación de SCVs se basa en los actuales estándares de arquitectura para sistemas VoIP, en los que sus nodos se interconectan a través de una red de área local y la interconexión con otros SCVs se realiza a través de una WAM IP, o a través de circuitos por medio de las correspondientes gateways.

El SCV VoIP constará de los siguientes elementos fí­­sicos:

  • Posiciones de comunicaciones.
  • Servidores de comunicaciones (proxy, registrar, DNS, ...) redundados.
  • Pasarelas de comunicaciones configurables "en cluster" o independientes.
  • Posiciones de gestión.
  • Servidores de gestión redundados.
  • Servidor de estadí­­sticas.
  • Impresoras.
  • Elementos de red tales como concentradores, conmutadores.

Los nodos de la red estarán interconectados en dos subredes dobles (A/B) independientes:

  1. red de voz doble, y
  2. red de gestión doble.

Las redes de voz interconectarán las posiciones de comunicaciones, los servidores de comunicaciones y las pasarelas.

Las redes de gestión interconectarán los servidores de gestión, el servidor de estadísticas, las impresoras y los clientes de gestión. A través de las mismas se realizará la conexión con el sistema SACTA.

Los servidores de gestión y estadí­­sticas estarán conectados tanto a las redes de gestión como a las redes de voz.

Se dispondrá de posiciones de apoyo a la explotación que permitirán hacer uso de las diferentes herramientas de gestión. Las posiciones de apoyo a la explotación podrán ser locales, en cuyo caso se interconectarán con los servidores de gestión a través de las propias redes locales de gestión del sistema a explotar, o remotas, en cuyo caso se interconectarán a través de una WAN IP.

Las posiciones de comunicaciones podrán ser asignadas dinámicamente por configuración, sin restricción, a cualquier dependencia del centro de control y a cualquiera de los núcleos operativos de una dependencia.

Las comunicaciones con SCVs de otras dependencias se realizarán a través de la Red de Datos de Navegación Aérea (REDAN) utilizando el protocolo ATS-SIP (Eurocae ED-137), o bien a través de interfaces de circuitos conmutados (ATS-R2/N5, ATS-QSIG, etc.) gestionados por las pasarelas.

La arquitectura fí­­sica del sistema será tal que redunde todos los elementos vitales.

Mediante la función de configuración del sistema, se podrán crear distintas particiones del mismo, de modo que sus nodos (posiciones, servidores, pasarelas, etc.) puedan ser reasignados dinámicamente a cada una de tales "particiones". Así­­, sobre el conjunto de nodos fí­­sicos se podrán crear varios SCVs constituidos cada uno por un determinado número de posiciones, servidores y pasarelas, y con distintos datos de configuración. En este sentido, y siempre de acuerdo con los datos de configuración, las posiciones y pasarelas se repartirán entre los distintos SCVs definidos, y los servidores (de comunicaciones y de gestión) operarán unas veces en configuración dual (principal/reserva) y otras sirviendo a distintos SCVs.

Una vez desplegados SCVs con tecnologí­a IP en varias dependencias, será posible establecer comunicaciones entre ellos directamente en tecnologí­­a IP, eliminando las pasarelas de la cadena de comunicaciones, con lo que disminuye la probabilidad de fallo.

Los SCVs de esta tecnologí­a presentan las siguientes ventajas:

  1. Reducción de equipamiento. Se mejora el mantenimiento, se disminuye el número de repuestos, y todo el hardware que compone un SCV pasa a ser COTS.
  2. La administración de una WAN es más eficiente y sencilla. Se mejoran las redundancias de las red, se disminuye el coste de la misma y se centraliza y mejora la gestión. Se posibilita una mayor integración con otras aplicaciones.
  3. Se podrán acometer nuevas funcionalidades, imposibles de abordar con las redes actuales, por ejemplo la sectorización interdependencia.
  4. Dado que la WAN llegará hasta los emplazamientos radio, éstos se podrán utilizar desde cualquier dependencia.
  5. Mejora de la interoperabilidad. Se han creado estándares internacionales de interoperabilidad para todos los servicios de voz ATS, tanto en telefonía como en radio.

En general, la flexibilidad y las posibilidades de evolución e incorporación de nuevas funciones en este tipo de sistemas son prácticamente ilimitadas.

Novedades

Actualizaciones de la información aeronáutica:

Más novedades >
Ventana nueva Administración Electrónica