Descripción 

Los radares y el sistema ADS realizan el seguimiento de las aeronaves en su trayectoria de vuelo.


Navegación y vigilancia: Descripción

La acción de seguimiento e identificación de una aeronave a lo largo de toda su trayectoria para mantener la seguridad del tráfico aéreo es lo que denominamos sistema de vigilancia. Actualmente, la vigilancia se realiza a través de radares (primarios y secundarios).

La técnica del radar se basa en principios ya descubiertos a finales del siglo XIX que fueron desarrollados para aplicaciones aéreas durante la Segunda Guerra Mundial.

El funcionamiento de un radar primario se basa en utilizar la reflexión de las ondas electromagnéticas para determinar la distancia y la dirección de las aeronaves con respecto de la estación radar. La distancia se calcula midiendo el tiempo transcurrido desde que la señal salió de la estación radar hasta que retorna.

La aviación civil utiliza principalmente el radar secundario, que hace uso de transpondedores instalado en las aeronaves de forma que, cuando la estación de tierra interroga a la aeronave, ésta responde y de su contestación se determina su posición, su altitud y su identificación (vigilancia cooperativa).

Los sistemas de vigilancia radar tienen limitaciones (geográficas y operativas) y es a partir de los años 80 cuando la OACI (Organización de la Aviación Civil Internacional) se plantea conseguir métodos más eficaces de vigilancia aérea, lo que da como resultado los nuevos sistemas como el radar Modo S, la evolución de los radares secundarios y el ADS (Automatic Dependant Surveillance).

Novedades

Actualizaciones de la información aeronáutica:

Más novedades >
Ventana nueva Administración Electrónica