Premios 

Seis modalidades de premios reconocen trabajos dedicados a la aeronáutica.


Premios Fundación Aena

Premio Emilio Herrera

Emilio Herrera contribuyó decisivamente al desarrollo de la Aeronáutica en España y publicó centenares de ensayos científicos sobre técnica aeronáutica. Como ingeniero militar, participó activamente en las campañas de Marruecos dentro del servicio de Aerostación Militar. Colaboró en la creación del Laboratorio Aerodinámico de Cuatro Vientos (Madrid) embrión del actual Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial y de la Escuela Superior Aerotécnica, precedente inmediato de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Aeronáuticos. En 1932 ingresó en la Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. Alcanzó el grado de general y ocupó puestos de responsabilidad en la aviación militar republicana. Tras la guerra, llegó a presidir el Gobierno de la República en el exilio, aunque posteriormente abandonó la política y se volcó en el trabajo científico hasta su muerte en Ginebra, en 1967.

  • I edición (1996)

    Concedido a Carlos Sánchez Tarifa como reconocimiento a su prolongado ejercicio profesional con dedicación preferente a la aeronáutica. Nacido en 1921 en Ciudad Rodrigo (Salamanca), Sánchez Tarifa fue número uno de su promoción y Premio Extraordinario fin de carrera en los estudios de Ingeniería Aeronáutica en 1947. Desde muy joven combinó la práctica de la enseñanza con la investigación y el desarrollo de proyectos dentro y fuera de España. En su faceta docente fue catedrático y director de la Escuela de Ingenieros Aeronáuticos.

    A lo largo de su trayectoria profesional ha sido director de los departamentos de Investigación y Estudios Avanzados y de Energías y Motopropulsión en el Instituto de Técnica Aeroespacial y jefe en el desarrollo del motor para el avión de combate europeo. Ha trabajado también en la Agencia Europea del Espacio, donde se ha dedicado a la investigación sobre propulsión de satélites y pequeños motores cohete de hidracina.

  • II edición (1999)

    Concedido ex aequo a Gregorio Millán Barbany y José María Román Arroyo por sus méritos en su ejercicio profesional en el campo de la aeronáutica.

    Gregorio Millán Barbany inició su trayectoria profesional en 1945 en el INTA y en la Escuela de Ingenieros Aeronáuticos, en la cátedra de Aerodinámica y Mecánica de Fluidos, centrándose sobre todo en la aerodinámica de helicópteros. Trabajó en Estados Unidos durante un año en el campo de los vuelos ultrasónicos y, de nuevo en España, investigó en el área de la combustión. Millán Barbany participó activamente en la reforma del sistema de formación como director general de Enseñanzas Técnicas. En 1961 se incorporó al mundo empresarial y colaboró en la creación de la Asociación de Fabricantes de Bienes de Equipo (SERCOBE). Académico de la Ciencia desde 1975, miembro de la Real Academia de Doctores y presidente del Consejo Asesor de Notables del Colegio de Ingenieros Aeronáuticos.

    Antes de dedicarse a la aeronáutica, José María Román Arroyo estudió Física y Química, Oceanografía y Telecomunicaciones. Durante la guerra se interesó por el mundo de la aviación y a su regreso a Madrid, en 1939, decidió estudiar ingeniería aeronáutica. En 1942 empezó a trabajar para CASA y participó en la construcción de los primeros aviones de la empresa española: los Junkers-52 y los Aviocar, el C-212 y el C-235. Dedicado también a la enseñanza, ha sido catedrático de Química y Materiales no Metálicos en la Escuela de Ingenieros Aeronáuticos.

  • III edición (2002)

    Concedido ex aequo a dos personalidades destacadas en el mundo aeronáutico, José Luis López Ruiz y Martín Cuesta Álvarez.

    José Luis López Ruiz es catedrático de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Aeronáuticos de la U.P.M. y ha desarrollado un brillante ejercicio profesional en las principales empresas del sector desde hace 45 años. Es decano del Colegio de Ingenieros Aeronáuticos, presidente de la Asociación de Ingenieros Aeronáuticos y miembro de la Royal Industrial Society de Gran Bretaña. Se da la circunstancia de que en 1998 fue premiado con el Premio Luis Azcárraga por sus destacados trabajos tendentes a la reconstrucción y puesta en vuelo del autogiro C-30.

    Martín Cuesta Álvarez es oficial del Ejército del Aire en la escala B. Cursó la carrera de ingeniería aeronáutica superior con el número uno de su promoción. Ha realizado diferentes cursos de especialidades aeronáuticas y ha desarrollado tareas docentes en la E.T.S.I.A. Entre 1952 y 1983 desempeñó diversos cargos de responsabilidad en la compañía Iberia y es autor de numerosas monografías científicas.

  • IV edición (2005)

    Concedido ex aequo al profesor e investigador Amable Liñán Martínez y al historiador y general del Ejército del Aire Jesús Salas Larrazábal.

    El profesor Liñán Martínez (1934) es doctor ingeniero aeronáutico por la UPM, catedrático de Fluidos de la ETSIA, miembro de las Reales Academias españolas de Ciencias y de Ingeniería, de la de Ciencias de Francia y de la de Ingeniería de México. Doctor Honoris Causa por la Universidad Carlos III, por la Universidad de Zaragoza y por la UPC. Posee los Premios INTA (1992) y Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica (1993), así como la Medalla de Oro de la UPM, entre otras muchas distinciones. Es autor de más de 130 artículos y monografías de su especialidad recogidas en publicaciones nacionales y extranjeras.

    Jesús María Salas Larrazábal (1925) es doctor ingeniero aeronáutico y general de División del Ejército del Aire. Ocupó diversos cargos directivos en el INTA, fue profesor de la Escuela de Ayudantes de Ingenieros y obtuvo el Premio Nacional de Investigación en Equipo en 1957. Fue ingeniero jefe de planificación y director comercial en HASA. Ha sido adjunto a la Presidencia de CASA, jefe de la Maestranza Aérea de Sevilla, general jefe del Servicio Técnico de Seguimiento y subdirector general de Normalización y Catalogación de la DGAM. Ha representado a España en un elevado número de Congresos Internacionales y está en posesión de los premios Vara de Rey (1977), Ejército del Aire (1979) y Enrique de la Guardia (1999), así como de las Grandes Cruces de San Hermenegildo y del Mérito Aeronáutico, entre otras condecoraciones. Es autor de más de cien artículos y ensayos de historia, fundamentalmente, así como de más de veinte libros, algunos en colaboración, entre los que cabe destacar su extraordinario trabajo sobre la contienda civil titulado Guerra aérea. 1936-1939, publicado entre 1998 y 2003 en cuatro gruesos volúmenes.

  • V edición (2008)

    Concedido a Manuel Abejón Adámez, catedrático de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Aeronáuticos de la Universidad Politécnica de Madrid.

    Manuel Abejón es doctor ingeniero aeronáutico, profesor de de la Escuela de Ingenieros Aeronáuticos de la UPM desde 1964 y catedrático desde 1975. Ha trabajado como ingeniero durante distintas épocas, en las que compatibilizó la actividad docente con la profesional: en el antiguo Ministerio del Aire (1964-66), en la filial española de Bull-General Electric (1966-68) y en la compañía aérea Iberia (1973-77 y 1980-83). Ha sido consejero general y presidente de la Comisión de Control de Cajamadrid (1988-91), primer presidente de Aena (1991-96) y fundador y presidente de la Fundación Aena. Entre los años 1971 y 1976 participó activamente en la renovación del asociacionismo profesional, ocupando, entre otros cargos, los de presidente de la Asociación y decano del Colegio de Ingenieros Aeronáuticos y vicepresidente del Instituto de Ingenieros Civiles de España. Fue diputado a Cortes durante la II Legislatura (1982-86). 

  • VI edición (2011)

    Concedido a Marcos García Cruzado, por los méritos acumulados en toda una vida de trabajo dedicada a la aeronáutica.

    Marcos García Cruzado es doctor ingeniero aeronáutico por la Universidad Politécnica de Madrid y catedrático desde 1964. Inició su actividad profesional en la Subsecretaría de Aviación Civil en la sección de Aeródromos para el Plan 1963-1968, tras lo que pasó a la jefatura del Área de Baleares en la que dirigió proyectos y obras de las ampliaciones y nuevos aeropuertos de Palma de Mallorca, Ibiza y Menorca. Posteriormente ha ejercido en diversas empresas de construcción e ingeniería. Su actividad profesional en el campo aeroportuario se extiende a prácticamente todos los aeropuertos españoles y a numerosos otros de América Central y del Sur, Europa Oriental, norte y centro de África y Oriente Medio. Es autor de diversas publicaciones entre las que destaca el texto Ingeniería aeroportuaria


Revista Aena Arte
Boletín de actividades